jueves, 21 de enero de 2016

No controles

Hola a tod@s:

Hoy me voy a dejar de experimentos y acudir a uno de los clásicos españoles de la década de los 80s, un grupo reconocido por todos y que tuvo un papel muy relevante en el pop con toques electrónicos de la etapa de la movida.

Se trata de Olé-Olé, banda formada en 1982 y no a iniciativa propia, sino por una idea de la discográfica CBS, que quería disponer de un grupo que pudiese competir con la pujanza de Mecano en el mercado del pop electrónico. Para ello encargaron al productor argentino Jorge Álvarez, que también había sido el primer productor de Mecano, que seleccionase a los componentes. La elección recayó en Luis Carlos Esteban, que procedía del grupo Trastos, Emilio Estecha, del grupo Plástico y Juan Tarodo. Como cantante eligieron a una joven de poderosa voz, interesante aspecto y enorme carisma, Vicky Larraz. El argentino Gustavo Montesano se incorporaría poco después.

Aunque parezca extraño y estuvieran destinados a ser su competencia, Nacho Cano le regaló al grupo su primer single, de atronador éxito en 1983 en España e Italia: “No controles”. Tras ello, llega el primer LP, “Olé-Olé”, que contenía una interesante versión del  “L'amour est un oiseau rebelle” de la ópera Carmen de Bizet, titulado en castellano “Conspiración”.

El segundo LP también contuvo temas inolvidables como el que daba título al disco “Voy a mil”.Sin embargo, tras este segundo LP, Vicky Larraz decide abandonar el grupo por la limitación que sentía al no permitírsele componer canciones. También Luis Carlos Esteban, su principal compositor, deja la banda.

Esta prueba de fuego la superaron cambiando de casa discográfica a Hispavox y contratando a la excantante del grupo Cristal Oskuro, Marta Sánchez. El primer single que cantó Marta con Olé-Olé fue la versión techno de “Lili Marlen”, un auténtico engendro que, sin embargo, gozó de mucha popularidad en su momento.

Tra ello, vino el cambio radical de imagen e Marta Sánchez y su ascenso al estatus de sex-symbol de camioneros, gasolineras y adolescentes repletos de testosterona, lo cual colaboró en el éxito de su LP “Los caballeros las prefieren rubias”, con temas memorables como “Sola (con un desconocido)” o “Yo soy infiel”. Y tras este disco se acaba la andadura en los 80s de este grupo emblemático, que siguió adelante hasta 1993, con la cantante Sonia Santana en sus dos últimos años de agonía.

La canción que os presento hoy es su clásico single inicial, la canción que unía la composición de Mecano con la actuación del Olé-Olé original, el verdadero, el clásico, el de Vicky Larraz: “No controles”.

Curiosidad 1: La canción ha sido versionada por multitud de bandas, sobre todo en Latinoamérica (Café Tacuba, Patricia Manterola, etc.). Pero la versión que lanzó este tema al estrellato allende los mares es la de la banda mexicana Flans, que eran buenos amigos de Nacho Cano, quien les cedió el tema para interpretar en su México lindo y querido… ahí os va…  

 
Curiosidad 2: El cambio generacional de Olé-Olé se escenificó totalmente cuando la banda fue a tocar su single “Lili Marlen”, ya con Marta Sánchez, al programa Tocata, del cual Vicky Larraz era presentadora. La anterior vocalista les deseo suerte en directo, de modo muy elegante… 


Intérprete:             OLÉ-OLÉ
Título:                      “NO CONTROLES”
Año:                          1983


Saludos, y ya mismo más…

Bonus tracks:  no voy a ser menos y os voy a dejar algunos de mis temas favoritos de la banda, con cuentagotas, eso sí…

Voy a mil


 
Conspiración



Yo soy infiel



Y esta de propina, que es de 1989 pero la tocó en 1990 en la Guerra del Golfo a bordo de la fragata Numacia, “Soldados del amor”: 

 

lunes, 18 de enero de 2016

Dancing in Paris

Hola a tod@s:

Pues a veces hay canciones que son el colmo del frikismo ochentero y hasta me asusta recordarlas tan vivamente, como es el caso de la que hoy nos va a ocupar. Se trata de un fenómeno popular tan fugaz que apenas seremos un puñado de desequilibrados fanáticos quienes lo recordamos, pero que en su momento sí que tuvo un éxito rotundo. Una verdadera canción de los 80s.

Pongámonos en antecedentes: mitad de la década de los 80s, un personaje que hace de la música clásica “revisitada” su modo de vida y se forra a vender discos de grandes éxitos clásicos desnaturalizados a golpe de batuta, melena y mostacho, llamado Luis Cobos. Este hombre, en la cresta de la ola, tiene la “suerte” de conocer a una ciudadana teutona de las que casaban con lo considerado un bellezón en la época (???): alta, rubia de bote y andrógina. Esta muchacha, posiblemente engañada respecto a lo que era la sociedad española de la época, que aún estábamos entrando en el Mercado Común y nos hallábamos muy lejos de las maravillas germanas, o bien bajo la influencia de alguna droga ibicenca adulterada, decide lanzarse a una carrera musical de relumbrón. Su nombre, Angelika Fischer, más conocida por Angel.

A tal efecto, tira de recursos del mago de la música Luis Cobos, quien, entre disco de pasodobles tuneados y de valses techno , y por no negarle ese caprichito a la que más tarde sería su reina mora, le compone unos cuantos temas y le patrocina el lanzamiento de su primer single “Dancing in Paris” con una compañía discográfica “amiga”. Luis Cobos y Angel se casaron en 1992. La inversión tuvo su retorno. La muchacha aún tuvo los arrestos de lanzar 2 LPs al mercado, aunque nadie sabe qué fue de ellos, seguramente ni llegaron a ser grandes éxitos de gasolinera.

El tema que os presento fue muy sonado en su momento y durante el verano de 1986 no paraba de sonar en todas las radios comerciales. Entró el día 5 de julio de 1986 en la lista de Los 40 Principales directamente en el número 15 (cosa muy poco habitual), llegó al número 2 el 23 de agosto del mismo año, y desapareció a la semana siguiente (cosa también muy rara, del nº2 a la nada).
Todo un carrerón de bolos veraniegos…

Curiosidad 1: No contenta con su engendro en la lengua de Shakespeare, la amiga Angel, con la evidencia del día a día de que aquí no hablaba tal idioma a mediados de los 80s ni el Decano de la Facultad de Filología Inglesa, decidió facilitarnos su comprensión castigándonos con la versión en castellano de tan preciosa tonadilla. Y lo mismo hago yo, hurgar en la herida… ahí os la dejo, para los intrépidos…  

 
Curiosidad 2:  Un detalle muy interesante lo supone la página de la programación de TV del día en el que Angel actuó en el programa “Entre amigos” del vídeo que os dejo para visionado. Resulta que podéis ver que junto a ella tocaron grandes estrellas como Fiordaliso, Georgie Dann, Yuri y Jose Luis Perales. ¡Quiero bajarme ese programa íntegro YA, míticooooo…! http://hemeroteca.lavanguardia.com/preview/1986/08/01/pagina-42/32888210/pdf.html?search=telediario Nótese que La 2 empezaba a emitir a las 16.45h con 15 minutos de carta de ajuste y luego todo era cine, música, documentales... O tempora, o mores…!!!

Intérprete:             ANGEL
Título:                      “DANCING IN PARIS”
Año:                          1986



Saludos y muy pronto, más…

domingo, 17 de enero de 2016

Everytime

Hola a tod@s:

Tras ofreceros una canción archiconocida de un grupo británico famoso, es hora de recurrir a una de esas perlas ocultas, rarezas de los 80s que han caído en el olvido de casi todos por su fugacidad, pero que sin embargo tuvieron su momento de gloria y permanecen en la memoria de los frikis más hard core de la década maravillosa de la música.

La bando que os presento hoy se fundó en 1980 en Múnich, cuando dos colegas (el cantante Stefan Zauner y el  guitarrista Aron Strobel) montaron un grupo llamado Münchener Freiheit, que, fuera de las fronteras alemanas y para simplificar las cosas, se vino a denominar Freiheit a secas.

Tras un primer LP muy marcado por la influencia de la llamada Neue Deutsche Welle (Nueva Ola Alemana), donde marcaban el paso grupos del tipo de Kraftwerk y similares, consiguieron el salto a la fama en Alemania en 1984 con su canción “Ohne dich (schlaf ich heut Nacht nicht ein)”, que llegó al número 2 en Alemania y al número 1 en Suiza y Austria, vendiendo más de 600.000 copias. Tras este éxito, le siguieron varios más hasta que el grupo decidió escapar del nivel local y comenzó sus grabaciones en inglés para lanzarse al mercado europeo y ampliar su público objetivo.

Es en ese marco cuando lanzaron su LP “Romancing in the dark” que contiene la canción que os propongo para hoy, y que se titula “Everytime”. Naturalmente, el tema tuvo una difusión bastante limitada, aunque en España llegó a un meritorio puesto número 20 en la lista del 9 de enero de 1988 de Los 40 Principales, en donde se mantuvo durante 6 semanas consecutivas. Algo es algo, y bastante para un grupo de difusión muy limitada fuera de las fronteras alemanas, con un total de 8 singles lanzados en inglés tan sólo…

Curiosidad 1:  “Everytime”.  Es la versión en inglés del clásico alemán “Ohne dich (schlaf ich heut' Nacht nicht ein)”. Esta canción no puede faltar en cualquier fiesta alemana de los 80s que se precie, estando a la altura del “99 Luftballons” de Nena, por ejemplo. Os la dejo en versión original para que comparéis las “sutiles” diferencias. Os aseguro que cantarla en alemán para un español, aunque sepas bien el idioma de Goethe, es una auténtico trabalenguas…  

 
Curiosidad 2: El nombre de la banda proviene de una plaza muniquesa con una famosa parada de tranvías llamada Münchner Freiheit. Para quienes hayáis visitado la ciudad bávara seguro que os suena. Para quienes no, ahí va la foto…



Intérprete:             FREIHEIT
Título:                      “EVERYTIME”
Año:                          1987


Saludos y pronto, más…

miércoles, 13 de enero de 2016

Living in another world

Hola a tod@s:

Continuamos con nuestra lista de temazos ochenteros por todo lo grande, con una de las bandas de estilo New Wave más relevantes del Reino Unido en los 80s.

Talk Talk se fundó en Londres en 1981 y contaba con cuatro componentes: Mark Hollis (cantante y compositor), Lee Harris (batería), Paul Webb (bajo) y Simon Brenner (teclista). En un inicio se les asoció directamente con Duran Duran y el movimiento New Romantic, ya que ambas bandas compartían sello musical, productor y un nombre consistente en una palabra corta repetida, además de que Talk Talk fueron teloneros de Duran Duran en varios conciertos en 1981 pero poco a poco se fueron viendo las evidentes diferencias existentes entre ambos grupos.

En 1982 lanzaron sus primeros singles, uno de los cuales, “Talk Talk” tuvo bastante éxito y se colocó número 52 en la lista de ventas de Reino Unido, lo que les dio ocasión de grabar su primer LP y comenzar una carrera profesional con más perspectivas de futuro.

En 1983, Brenner abandonó la banda, que se convirtió oficialmente en un trío, aunque en ocasiones recurrían al apoyo de algún teclista adicional.

En 1984 saltan al estrellato internacional con su LP “It’s my life”, que contiene el single homónimo, el cual es su canción más conocida y de referencia para todo el mundo.

En 1986 comienzan a abandonar el estilo de la New Wave para dedicarse a un desarrollo más personal con el LP “The Colour of Spring”, que es el que contiene la canción que os voy a presentar hoy, titulada “Living in another world” y que no fue uno de sus principales éxitos, pero que a mí personalmente me gusta mucho.

Esta canción alcanzó el puesto 22 en Holanda, 23 en Suiza, 26 en Italia, 34 en Alemania y 44 en Francia. En Reino Unido se quedó en el número 48. EN España, que somos de verdad sibaritas musicales, la elevamos a los altares cuando alcanzó el número 1 de Los 40 Principales el 24 de mayo de 1986. En esto sí que fuimos líderes mundiales…

Curiosidad 1: Talk Talk es uno de los grupso más versionados de los últimos tiempos. Sólo hay que buscar en Youtube y veréis muchas versiones de sus canciones. Yo os dejo una muy interesante del “It’s my life” que hicieron los No Doubt en 2003 para disfrute generalizado. No es la original, pero tiene un pase: 



Curiosidad 2: El grupo se fue separando de sus raíces New Wave hasta fundar el movimiento post-rock con sus últimas grabaciones, desde 1988 hasta 1991. De hecho, en una entrevista, su líder Mark Hollis definía al grupo con las siguientes palabras: “Verás, cuando hicimos It’s My Life, teníamos que depender mucho de sintetizadores. Ahora, no acepto que seamos una banda de sintetizador. Los sintetizadores significan cosas electrónicas para mí, y no creo que tengamos algún tipo de relación con eso. Usamos sintetizadores en ese álbum porque desde un punto de vista económico era la única forma en que podíamos hacerlo.”

Intérprete:             TALK TALK
Título:                      “LIVING IN ANOTHER WORLD”
Año:                          1986



Saludos y pronto, más…

Bonus track:
No os podía dejar sin su canción icónica, el “It’s my life”. A disfrutarla… 

 
Y también otro de sus singles de éxito, “Such a shame

  
Para terminar con su single homónimo “Talk Talk”



Alone again or

Hola a tod@s:

Hoy etomo la canción diaria de los 80s con un grupo auténticamente de culto entre los amantes de la música gótica, si bien sus orígenes se sitúan en el entorno del punk rock  británico de finales de los años 70s. Estoy hablando de The Damned.

La banda se fundó en 1976 en Londres, y contaba como miembros con Dave Vanian (cantante), Captain Sensible (guitarra), Monty Oxymoron, Pinch, Rat Scabies (batería) y Stu West. Muchos de ellos provenían del mítico grupo de culto Masters of the Backside, que también incluía a la futura cantante de The Pretenders, Chrissie Hynde.

Sus orígenes fueron los clásicos: mucho patear locales de baja estofa y festivales cutres, en algunas ocasiones incluso como teloneros de los Sex Pistols. Sin embargo, se las apañaron para ser la primera banda de punk británico en lanzar un single al mercado, “New Rose” (interesante canción, os voy a dejar el link aunque sea de los 70s por su carácter icónico, al ser el primer vinilo punk de la historia del Reino Unido: 


 Cuanto más la oigo, más me gusta, y mira que tiene años…, y también su LP “Damned, Damned, Damned”, producidos ambos por Nick Lowe. También se convierten en la primera banda de punk rock europea en hacer una gira completa por los EEUU.

Tras ello, entramos casi en los 80s con su LP “Machine Gun Etiquette”, de noviembre de 1979, con el cual comienzan a tener aún mayor relevancia en la entrada de los años 80s en el mundo del punk rock británico. Tras ello, y un tremendo “Black album” de 1981, van afianzándose en su hueco en el panorama musical.

Después, abandonarían el punk para pasarse al estilo gótico, donde se consolidaron como banda de referencia con títulos como "Grimly Fiendish” o "The Shadow of Love”. No se les dio nada mal y consiguieron importantes éxitos de ventas y hacerse con una imagen de marca muy característica y singular.

La canción que os presento hoy se titula “Alone again or” y fue lanzada al mercado en 1987 con bastante éxito de ventas, ya que llegó al número 27 en Reino Unido. En España, más allá de sonar en algunas radiofórmulas y en círculos muy especializados, no tuvo el gran éxito que se merecía, jejeje…

Curiosidad 1:  The Damned convocó una audición para seleccionar al cantante de la banda, en la cual estaban citados Dave Vanian y… Sid Vicious (quien luego se convirtió en el mítico bajista de The Sex Pistols), pero este último no se presentó a la misma (¡cómo no!) y eligieron al primero.

Curiosidad 2:  “Alone again or” es, nuevamente, una versión. En este caso, de una canción original de la banda Love, y escrita por su cantante Bryan MacLean en 1967. Para mí, una de las pocas versiones que mejora al original. Os dejo el link para comparar: 



Intérprete:             THE DAMNED
Título:                      “ALONE AGAIN OR”
Año:                          1987



Saludos y pronto, más…

Bonus tracks: Os dejo un par de canciones más, para disfrutar de este maravilloso grupo.
Smash it up”: mi favorita del grupo. No sale en la lista porque la editaron en septiembre de 1979, que si no… 

 
Eloise”, la versión en la que luego se inspiró el gran Tino Casal para su temazo en español: 


Grimly Fiendish”


lunes, 11 de enero de 2016

Funky Cold Medina

Hola a tod@s:
Hoy un mensaje breve y conciso de un personaje de los 80s que tuvo un auge y una caída bastante rápidos, pero que dejó un par de canciones para el recuerdo. Se trata de uno de los más influyentes rapperos negros de finales de los 80s: Anthony Terrell Smith, más conocido en el mundillo musical por Tone Lōc.

Nacido en Los Ángeles, tuvo una infancia y adolescencia muy difícil, en un ambiente social completamente desestructurado, hasta el punto de que llegó a ser un miembro relevante de la banda urbana  SouthSide Compton Crips. Afortunadamente, en algún momento descubrió el rap y decidió que eso era lo suyo, dejando la calle y sus matones para centrarse en su carrera musical. Su voz grave y su estilo personal le facilitaron las cosas desde el principio, en una época en la que el rap despegaba comercialmente en los EEUU.

La canción que os presento hoy es una de las dos por las que es realmente recordado en todo el mundo, y se titula “Funky Cold Medina”. Pertenece a su primer LP “Lōc-ed After Dark”(que llegó al número 1 en la lista Billboard 200 de discos de larga duración en EEUU, algo insólito para un rapero)  y alcanzó el puesto número 3 en la lista Billboard Hot 100 de EEUU y en Nueva Zelanda, 8 en Australia y 13 en Reino Unido, Austria y Suiza entre otros. En España, se coló en el puesto 16 de la lista de ventas de singles de AFYVE el 28 de agosto de 1989.

Curiosidad 1: Tone Lōc, como todo rapero que se precie, cuenta con varias condenas por violencia doméstica, posesión de armas (su última adquisición fue un rifle deportivo Colt AR-15, prohibido en California) y consumo de estupefacientes. La más reciente es de 2011, así que parece que el muchacho es incorregible. Por otro lado, goza de una mala salud de hierro, y no es la primera vez que se desmorona en pleno concierto y se lesiona al caer del escenario. Suele acabar en el hospital y con otra cicatriz en el cuerpo. Cosas de raperos…

Curiosidad 2: La canción “Funky Cold Medina” trata sobre una supuesta pócima afrodisíaca que Tone Lōc consigue, prueba primer con su perro (quien, consecuentemente, se convierte en un Romeo entre sus congéneres caninas) pero, al hacer uso de ella, se ve envuelto en diversos hechos rocambolescos (se lía con un transexual, con una mujer que se quiere casar con él desde el primer día, etc.) y al final decide que no sirve de nada y la tira por ahí. Lo curioso es que la canción y el producto provocaron un aluvión de cócteles en los bares de moda con el nombre “Funky Cold Medina”. ¿Funcionarían…?
Por cierto, el tema fue versionado por los ínclitos mexicanos Molotov en 1998: 

 
(como casi siempre, mucho peor que la original, sin duda)

Intérprete:             Tone Lōc
Título:                      “FUNKY COLD MEDINA”
Año:                          1989



Saludos y enseguida, más…

Bonus tracks: Os dejo las otras dos canciones que tuvieron cierta relevancia en España de este artista. La primera fue la más exitosa de su carrera, llegando al número 1 en USA.

Wild thing”  


 
I got it going on” 

 

Modern love


Hola a tod@s:

Hoy voy a hablaros sobre un londinense de Brixton nacido en 1947 como David Robert Jones. Nacido en una familia de clase media (su madre era camarera y su padre un trabajador de una institución de caridad local), ya de niño adquirió fama de ser un niño singular y un poco bravucón entre sus compañeros. Destacaba en la escuela por sus habilidades artísticas en canto y danza, y su interés por la música se avivó, como en tantos otros casos por la colección de discos que su padre tenía en casa (Elvis, Chuck Berry, The Platters, etc).

Decidió pues profundizar en el aprendizaje musical, comenzando a estudiar piano y saxofón, y formando a los 15 años su primera banda: The Konrads. Tras dejar la misma y pasar por The Riot Squad, decidió cambiar su nombre musical y lanzarse a una carrera en solitario: Había nacido David Bowie, el artista.

Sus inicios sabemos que fueron marcados por la psicodelia y el glam, donde Bowie ya dejó perlas para el recuerdo como “Space Oddity” o “Ziggy Stardust”, pero todo eso fue en los 70s, una década de LSD, desfase y anarquismo. Situémonos pues ya en una época más civilizada y desenfadada, sin preocupaciones transcendentes más allá de pasarlo bien vestidos de fosforito y con hombreras… los maravillosos 80s.

En nuestra década prodigiosa Bowie cimentó el pase de ser un cantante casi de culto a una megaestrella mundial, basado en el género New Romantic, del cual mes el icono más relevante. Inició los 80s con su “Ashes to ashes” para luego unirse a Queen en el mítico “Under pressure” de 1981. Pero el LP que lo lanzó al estrellato definitivo, dando el salto a los EEUU de manera consistente fue “Let’s dance” de 1983, en el cual interpretaba temas con Mick Jagger o Iggy Pop. De ahí, a la eternidad, con giras memorables como la famosa Glass Spider, etc.

Bowie ha vendido más de 140 millones de copias de sus grabaciones a nivel mundial, y tiene más de 45 discos de platino. Por otro lado, declinó aceptar la Orden de Comandante del Imperio Británico y el honor de ser Sir (como sí lo admitió Elton John).

La canción que hoy os presento es del LP “Let’s dance” y es una de mis favoritas de Bowie. Se titula “Modern love” y fue lanzada como el tercer single del LP. Alcanzó el número 2 en Reino Unido y Canadá, 3 en Irlanda y Bélgica, 6 en Nueva Zelanda y Australia, 9 en Holanda, 17 en Suiza y en la Polonia comunista y 14 en la lista Billboard Hot 100 de EEUU entre otros.  En España llegó al número  18 de Los 40 Principales el 28 de enero de 1984.

Curiosidad 1: Bowie comenzó actuando bajo el nombre de Davy Jones, pero no le acababa de convencer por su similitud con el nombre del miembro de The Monkees, que también era Davy Jones. Así que decidió cambiarse el apellido por el del aventurero del lejano Oeste Jim Bowie (denominación también de una popular línea de cuchillería en los Estados Unidos).

Curiosidad 2: Corría el año 1962 y, a sus 15 años, el pequeño David Bowie se creía lo bastante hombre para enzarzarse en una pelea por amor. Su compañero de clase George Underwood pretendía cortejar a la misma chica que él, y la única manera de resolver sus diferencias fue recurrir a la fuerza bruta y liarse a puñetazos. En uno de estos golpes, el anillo que llevaba Underwood causó una importante herida en el ojo izquierdo de Bowie. Casi pierde el ojo, pero el otro también quedó afectado y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente. Durante cuatro meses, el joven Bowie se sometió a varias operaciones en el Hospital de Farnborough. El resultado es el que todos conocemos: la pupila izquierda quedó dilatada de por vida. ¿Y qué fue del antagonista de esta historia? David Bowie y George Underwood dejaron de lado sus rencillas. Ambos tocaron en las mismas bandas en sus primeros años y, más tarde, Underwood se encargó de las portadas de Hunky Dory (1971) y The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars (1972). ¿Qué importa lo que fuese de la chica,? Al final fue George Underwood quien dejó huella en David Bowie, tanto en su cara como en las carátulas de sus discos.

Intérprete:             DAVID BOWIE
Título:                      “MODERN LOVE”
Año:                          1983


Saludos y pronto, más…

Bonus tracks: Podría dejar decenas de ellas, pero os dejó sólo tres de mis favoritas de los 80s de Bowie.

“Absolute beginners”


“Blue Jean”


Sound and vision” (aunque es de 1977, como es genial y viene de bonus track, la pongo)