viernes, 27 de noviembre de 2015

Together forever

Hola a tod@s:

Terminamos la semana con un verdadero clásico entre los clásicos del pop ochentero británico, nacido en la factoría SAW (ya sabéis, Stock, Aitken & Waterman) y con un éxito fulgurante aunque breve. Os estoy hablando, ni más ni menos que el único, el incomparable, el inconfundible… Richard Paul "Rick" Astley.

Nacido en Lancanshire, Inglaterra, es el cuarto hijo de una familia desestructurada, ya que sus padres se divorciaron cuando él tenía cinco años y fue educado por su padre en modo monoparental. Os va a sonar ya de otros artistas que os he presentado, pero Rick comenzó sus primeros pinitos musicales en el coro de su iglesia. También formó parte de varias bandas en su colegio durante su juventud, donde tocaba la batería. Tras dejar la escuela a los dieciséis años, se empleó como conductor en la empresa de jardinería de su padre, lo cual simultaneaba con su actividad como batería en grupos locales de la zona.

Mientras tocaba en el grupo FBI, su cantante decidió dejarlo para dedicarse a su carrera como estilista, por lo que Astley decidió lanzarse a cantar él mismo. Tocando en un local fue descubierto por Pete Waterman, que se quedó con su voz y lo contrató para trabajar en sus estudios de grabación. Al principio comenzó como becario para todo (“tea boy” en inglés), aprendiendo los secretos del negocio musical. Tras ello, y gracias a su potente chorro de voz, le ofrecieron participar en una colaboración con Lisa Carter para, más tarde, ofrecerle su primera canción como solista “Never gonna give you up”, que fue un verdadero pelotazo en 1987, llegando al número 1 en 25 países, incluyendo Reino Unido, Estados Unidos, Australia, Alemania, España, etc...

Tras ello, lanzó su primer LP bajo el título de “Whenever You Need Somebody”, el cual contenía cuatro temas compuestos por el propio Astley, junto a los clásicos de SAW. Uno de los temas del disco, de la factoría SAW, y muy, muy parecido en sus acordes al primer single de Astley, fue “Together forever”, que es la canción que hoy os presento. Supuso su segundo y último número 1 en la lista Billboard Hot 100 de  los EEUU, y también alcanzó el primer puesto en ventas en Canadá e Irlanda, por ejemplo. En Reino Unido se quedó en el número 2, 5 en Alemania, 10 en Austria, 12 en Holanda, 14 en Suiza, 18 en Francia y… ¡número 1 en la lista de ventas AFYVE en España! Y es que aquí las nenas le dieron mucha bola al pelirrojo panocha de la pérfida Albión.

Curiosidad 1: Otra vez Operación Triunfo se mezcla en mi camino esta semana. En este caso, se trata de Jose Galisteo, al parecer un concursante de la séptima edición del programa, que quedó en el sexto puesto de 18 participantes. Él también hizo una versión cutre del éxito de Rick Astley. Os dejo el link: 
 
 
Curiosidad 2: El LP “Whenever You Need Somebody” vendió 15,2 millones de copias en todo el mundo, fue el 7º más vendido en Reino Unido en 1987 y se mantiene como el 136º LP más vendido en la historia de España. Somos unos cracks…

Intérprete:             RICK ASTLEY
Título:                      “TOGETHER FOREVER”
Año:                          1987




Saludos y pronto, más…

Bonus tracks: os dejo un par de temas más de este muchacho, para l@s más nostálgic@s...

Never gonna give you up

 
Whenever you need somebody”

 
Hold me in your arms

She Wants to Dance with Me


lunes, 23 de noviembre de 2015

Classic

Hola a tod@s:

Hoy he decidido retomar la senda de los artistas desconocidos en España para un 90% (al menos) de la población media, pero que en su momento dejaron algún hit de relevancia en la década de los 80s. Y de esos hay muchos, por lo que es una tarea casi evangelizadora el traerlos a la memoria y devolverles ese minuto de la gloria que gozaron principalmente en sus países de origen, aunque también en otros.

Es el caso de Adrian Curtis Gurvitz, conocido por Adrian Gurvitz, compositor, cantante y productor inglés que tuvo su momento estelar para después caer en el más absoluto de los olvidos. Este muchacho estaba condenado a vivir en el mundillo musical, ya que su padre era el mánager de las giras de Cliff Richards and The Shadows y de los Kinks. Precisamente por estar siempre rodeado de artistas y cantantes, ya a los 8 años aprendió a tocar la guitarra, y a partir de los 15 salía de gira con diferentes bandas en las que tocaba como músico de apoyo. Estamos hablando de finales de la década de los 60s.

Tras ello, formó su propia banda, The Gun, con quienes alcanzó una cierta notoriedad en el mundo anglosajón gracias a su tema  "Race with the Devil", que llegó el número 13 en Australia, y le permitió ir sobreviviendo en un mercado tan competitivo como el musical de la época, en el que para renovar un contrato discográfico había que demostrar un mínimo de ventas y éxito de cada una de las grabaciones. La canción es de lo más típico de la época de la psicodelia y el LSD, os dejo el vídeo: 


 Pero vamos al LP que nos ocupa, de 1982, ya en solitario, titulado “Classic”, que es el título también de la canción que hoy os presento. Este tema se convirtió en una de las baladas más escuchadas en el Reino Unido en 1982. Como es habitual, su uso debió ser intensivo en tareas de proximidad corporal, jincamiento, roneo, apretones y demás picardías varias…

Es cierto que, pese a alcanzar el número 8 en la lista de ventas de Gran Bretaña, apenas tuvo un fugaz paso por el mercado español, con aparición en la lista de Los 40 Principales (en el número 39 el 19 de junio de 1982) incluida.

Curiosidad 1: El mayor éxito comercial de Gurvitz fue el haber sido el compositor de la canción "Even if My Heart Would Break", interpretada por Aaron Neville y Kenny G para la banda sonora de “El guardaespaldas”, que sigue siendo la BSO más vendida de la historia y uno de los 5 LPs con mejores ventas de todos los tiempos. Os dejo el tema, aunque sea de 1992:  

 
Curiosidad 2: Otra de versiones. La balada “Classic” ha sido interpretada por Sergio Rivero (parece ser que ganó la edición de 2005 de Operación Triunfo) en una versión traducida al castellano por “Demasiado fácil”. A años luz del original, como siempre: 

 
Intérprete:             ADRIAN GURVITZ
Título:                      “CLASSIC”
Año:                          1982


Saludos y enseguida, más…

Una calle de París

Hola  tod@s:

Seguimos adelante con el relato musical de la década de los 80s por medio de mi canción diaria. Y hoy vamos a volver a la geografía hispana (aunque muchos de ellos no lo quieran), y más en concreto a las Vascongadas y San Sebastián, de donde son originarios los Duncan Dhu, el grupo que hoy os propongo.

El grupo fue formado el 4 de agosto de 1984 tras la fusión de los principales integrantes de los grupos Aristogatos (Mikel Erentxun, su cantante) y Los Dalton (Diego Vasallo, vocalista y bajo y Juan Ramón Viles, guitarra y batería). Ese trío, que luego se quedaría en dúo tras la salida de Viles, se conformó como una de las bandas de pop rock más relevantes de la década, con canciones recordadas por todos y con una música sencilla pero efectiva, que contrastaba con el rock duro y el punk radical que dominaban la esfera musical vasca de la época.

Tras varios conciertos en locales de su zona y grabar una maqueta, consiguieron su primer contrato el 1 de enero de 1985 con la discográfica Grabaciones Accidentales (GASA), con quienes lanzaron primero un EP y después, ese mismo año, su primer y mítico LP “Canciones”, que les abrió las puertas de la fama y la popularidad, vendiendo casi 200.000 copias, en parte gracias al éxito de su single “Cien gaviotas”.

Su segundo LP contiene la canción que os voy a presentar hoy. El disco fue el más vendido de grupos españoles en 1987, con más de 400.000 copias, y se titula “El grito del tiempo”.  Entre los singles más recordados del disco están “En algún lugar” y el tema que hoy traigo a vuestro recuerdo “Una calle de Paris”.

El tercer disco “Autobiografía”, de 1989, supuso una novedad, ya que fue el primero que se editó en formato CD en español (y además, CD doble).

Curiosidad 1: El nombre del grupo hace referencia a un personaje de “Secuestrado”, una novela de 1886 de Robert Louis Stevenson. En ella, Duncan Dhu era el jefe de un clan escocés, y su apelativo debió gustarle tanto a Mikel Erentxun que lo propuso como nombre oficial del grupo. Igual le podía haber dado por llamarlos Sean Connery o John McEnroe...

Curiosidad 2:  Al productor de Duncan Dhu en la época de “El grito del tiempo”, Paco Trinidad, se le ocurrió que el grupo no debía grabar la instrumentación del LP, de manera que de ello se encargaron músicos de estudio. Los miembros del grupo se limitaron a grabar las voces y coros. Como consecuencia de los enfrentamientos surgidos por esta decisión, la relación con Paco Trinidad se rompió tras la grabación de este álbum.

Intérprete:             DUNCAN DHU
Título:                      “UNA CALLE DE PARÍS”
Año:                          1987


Bonus tracks: No me hurto a dejaros un par de bonus tracks para recordar más canciones del grupo. Allá van…
Cien gaviotas


En algún lugar


Esos ojos negros

Y casi mi favorita, que casualmente no es de los 80s, sino de 1991, y se titula “La casa azul”: 

 
 Saludos y en breve, más…

Pop goes the world

Hola a tod@s:

Hoy nos presentamos con fuerza con un grupo canadiense del género new wave que, pese a no haber sido de los más famosos de la época, sí que tuvo su impacto y ha perdurado en el tiempo.

Su origen se sitúa en Montreal (Quebec) en 1977, cuando los hermanos Doroschuk (Ivan y Stephan) se unen a su amigo  Jeremie Arrobas (imagino la de bromas que le habrán caído con el apellido desde que existe el email) para montar esta banda de música electrónica, fundamentalmente basada en el uso intensivo de los sintetizadores y en la peculiar voz de barítono de Ivan Doroschuk.

Tras un EP en 1980 que pasó sin pena ni gloria, su primer éxito internacional les vino con el LP de 1982 “Rhythm of Youth” que contenía su éxito “The Safety Dance”, que llegó al número 3 en Estados Unidos y al 6 en el Reino Unido.  La banda tuvo muchas entradas y salidas de componentes, incluyendo a un tercer  hermano Doroschuk  (Colin), pero estuvo un tiempo sin poder mantener su nivel de ventas, hasta que lanzaron al mercado su LP “Pop goes the world” en 1987

La canción que os presento es la que dio título al LP, que tuvo una muy buena aceptación y vendió bastante copias, llegando al número 1 en Austria, 2 en Canadá y Suecia, 15 en Nueva Zelanda y 20 en la lista Billboard Hot 100 de EEUU. En España les dimos bola, contra todo pronóstico, y los aupamos al puesto número 11 de la lista de ventas AFYVE, que no es poco. ¡Somos grandes!

Incluso, en 2014, los relanzamos para protagonizar musicalmente la nueva campaña de publicidad de Bankinter. ¡Chicos, no os olvidamos…!

Curiosidad 1: El nombre de la banda proviene de la inveterada costumbre de los hermanos Doroschuk  de no llevar gorro en los duros inviernos de Montreal, hiciese la temperatura que hiciese, lo cual hacían siguiendo su máxima de “style before comfort”, que ha sido traducido al castellano viejo por “antes muerta que sencilla”.  Ellos se llamaban a si mismos, mucho antes de montar la banda “los hombres sin sombrero” (Men without hats).

Curiosidad 2: La banda punk canadiense The Nils hizo una versión del tema en 1996, en su LP “Green Fields in Daylight”. Os la dejo para que escuchéis y veais la decadencia de la música tras el fin de los años 80s. 



Intérprete:             MEN WITHOUT HATS
Título:                      “POP GOES THE WORLD!”
Año:                          1987


Saludos y pronto, más…