lunes, 11 de enero de 2016

Funky Cold Medina

Hola a tod@s:
Hoy un mensaje breve y conciso de un personaje de los 80s que tuvo un auge y una caída bastante rápidos, pero que dejó un par de canciones para el recuerdo. Se trata de uno de los más influyentes rapperos negros de finales de los 80s: Anthony Terrell Smith, más conocido en el mundillo musical por Tone Lōc.

Nacido en Los Ángeles, tuvo una infancia y adolescencia muy difícil, en un ambiente social completamente desestructurado, hasta el punto de que llegó a ser un miembro relevante de la banda urbana  SouthSide Compton Crips. Afortunadamente, en algún momento descubrió el rap y decidió que eso era lo suyo, dejando la calle y sus matones para centrarse en su carrera musical. Su voz grave y su estilo personal le facilitaron las cosas desde el principio, en una época en la que el rap despegaba comercialmente en los EEUU.

La canción que os presento hoy es una de las dos por las que es realmente recordado en todo el mundo, y se titula “Funky Cold Medina”. Pertenece a su primer LP “Lōc-ed After Dark”(que llegó al número 1 en la lista Billboard 200 de discos de larga duración en EEUU, algo insólito para un rapero)  y alcanzó el puesto número 3 en la lista Billboard Hot 100 de EEUU y en Nueva Zelanda, 8 en Australia y 13 en Reino Unido, Austria y Suiza entre otros. En España, se coló en el puesto 16 de la lista de ventas de singles de AFYVE el 28 de agosto de 1989.

Curiosidad 1: Tone Lōc, como todo rapero que se precie, cuenta con varias condenas por violencia doméstica, posesión de armas (su última adquisición fue un rifle deportivo Colt AR-15, prohibido en California) y consumo de estupefacientes. La más reciente es de 2011, así que parece que el muchacho es incorregible. Por otro lado, goza de una mala salud de hierro, y no es la primera vez que se desmorona en pleno concierto y se lesiona al caer del escenario. Suele acabar en el hospital y con otra cicatriz en el cuerpo. Cosas de raperos…

Curiosidad 2: La canción “Funky Cold Medina” trata sobre una supuesta pócima afrodisíaca que Tone Lōc consigue, prueba primer con su perro (quien, consecuentemente, se convierte en un Romeo entre sus congéneres caninas) pero, al hacer uso de ella, se ve envuelto en diversos hechos rocambolescos (se lía con un transexual, con una mujer que se quiere casar con él desde el primer día, etc.) y al final decide que no sirve de nada y la tira por ahí. Lo curioso es que la canción y el producto provocaron un aluvión de cócteles en los bares de moda con el nombre “Funky Cold Medina”. ¿Funcionarían…?
Por cierto, el tema fue versionado por los ínclitos mexicanos Molotov en 1998: 

 
(como casi siempre, mucho peor que la original, sin duda)

Intérprete:             Tone Lōc
Título:                      “FUNKY COLD MEDINA”
Año:                          1989



Saludos y enseguida, más…

Bonus tracks: Os dejo las otras dos canciones que tuvieron cierta relevancia en España de este artista. La primera fue la más exitosa de su carrera, llegando al número 1 en USA.

Wild thing”  


 
I got it going on” 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario